Enfoque Directo

La renuncia de Elizondo y la carta documento a su abogada

728×90 – Abajo del titulo – Articulo individual

Marcelino Elizondo fue denunciado por violencia de género y tomó licencia en su cargo como jefe de Policía. La ministra de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, Gabriela Asís le pidió la renuncia. La abogada, del ex jefe de Policía, fue intimada por sus expresiones en diferentes medios de comunicación. Habló de la salud mental de la denunciante y en varias de sus afirmaciones se advierte violencia simbólica y mediática.

Marcelino Elizondo, ahora ex jefe de la Policía de la Provincia, fue denunciado por su ex pareja en el mes de abril por violencia de género. La causa se tramita en el Juzgado de Violencia N° 1 que estaba a cargo de la Dra. Gabriela Asís, quien ahora es ministra de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos. Fue Asís desde su nueva función la encargada de pedirle la renuncia ya que al momento de conocerse públicamente la denuncia tomó licencia del cargo mientras dure el proceso judicial. El viernes por la noche se conoció la nota de renuncia enviada por Elizondo en “cumplimiento a las expresas directivas de la ministra de Seguridad, Justicia y Derechos Humanos”.

Paralelamente, la ex pareja que lo denunció, envió una carta documento a la abogada del ex jefe de la Policía, María de los Ángeles Espeche, “por las calumnias y al contenido injurioso y difamatorio de las manifestaciones hechas sobre su persona reproducidas en radio y televisión y en diversas publicaciones y/o páginas o sitios web”. Semanas atrás, Espeche habló en diferentes medios de comunicación de la salud mental de la mujer y en varias de sus expresiones se advierte violencia simbólica y mediática.

La letrada fue intimada  que “en el plazo de cinco días, se abstenga en lo futuro y a partir de la recepción de la carta documento, de divulgar, publicar, reproducir, exhibir y/o difundir información, datos y/o imágenes en medios gráficos, radiales, digitales, redes sociales, canales de televisión y/o cualquier otro medio de difusión que refieran a la persona, su estado de salud que afecte a su vida privada, laboral, dignidad y todo aquello que perjudique su honor, imagen y decoro; así como también se abstenga de usar cualquier tipo de reproducción sacadas de sus redes sociales. Todo esto bajo apercibimiento de accionar judicialmente”.

Hace reserva de iniciar querella criminal por los delitos de calumnias e injurias, ejercer las acciones civiles, por el injusto descrédito causado, como así también la correspondiente denuncia por Violencia Mediática y simbólica”.

728×90 – Debajo del la nota – Articulo individual

Síguenos en las redes

370×300 – Publicidad general 1